jueves, 8 de febrero de 2018

¿CÓMO MEJORAR LA APLICACIÓN DE LOS PLAGUICIDAS FOLIARES ECOLÓGICOS?

Los plaguicidas foliares ecológicos vienen a ser los líquidos que provienen de procesos de maceración, cocción, dilución, etc. Tanto de hierbas o sustancias con alguna propiedad insecticida, fungicida, etc. Que al aplicarse a las plantas controlarán el ataque de alguna plaga o enfermedad que afecta su normal crecimiento y desarrollo, no permitiendo obtener una adecuada cosecha. Estos productos, al ser ecológicos, no van a causar la contaminación de las plantas, los suelos ni el agua, ya que son biodegradables y se pueden usar varias veces para un mejor control.
Aplicación de plaguicida foliar en el biohuerto

La aplicación de los plaguicidas ecológicos es fundamental para evitar que las plantas sean atacadas por plagas o enfermedades; sin embargo, muchas veces solemos cometer algunos errores tanto en su elaboración como en sus aplicación, por lo que, para que la aplicación sea mas efectiva se deben seguir las siguientes recomendaciones:

A.   En la preparación de los plaguicidas ecológicos
  • Realizar un adecuado tamizado: Pues al ser elaborados, en su mayoría, a través de los procesos de la maceración, cocción o dilución, tienden a presentar muchos restos sólidos en suspensión que pueden taponar los aparatos rociadores con los que se va a realizar la aplicación. Por eso, se deben usar coladores o telas finas para el tamizado.
  • Evitar exponer al sol los envases donde se vienen elaborando estos productos: Es decir no almacenarlos en lugares expuestos directamente al sol mientras están en su fase de maceración, enfriado, etc. Ya que se producirá una fermentación no controlada y no se obtendrán las sustancias plaguicidas requeridas. Lo recomendable es colocar estos envases en lugares frescos y ventilados.
Fungicida: Macerado de hojas de papaya

B.   En la aplicación
  • Se debe revisar si el rociador funciona correctamente: Se debe evaluar si bota el preparado en gotas finas, ya que si bota chorros, el líquido no se van a adherir adecuadamente a las hojas de las plantas ni al cuerpo de las plagas por lo que se va a gastar mas producto que no va a ser aprovechado.
  • Aplicar preferentemente a los brotes y al envés de las hojas: Pues en estas partes se concentran la mayor cantidad de plagas, ya que los tejidos son mas tiernos y tienen mejor sabor; además se refugian debajo de las hojas cuando hay algún peligro; por lo que estas partes son las mas susceptibles.
Presencia de gusanos comedores de hojas y pulgones en el envés de hojas de col
  • Evitar aplicar los plaguicidas al mediodía: O cuando el sol está muy fuerte, ya que se evapora mas rápido el producto de las hojas y no será efectivo para el control de plagas o enfermedades. El mejor momento para aplicar estos productos es en horas de la mañana, alrededor de las 7 – 9 am. Ya que en la tarde empieza a correr el viento y el producto no va a caer sobre la planta de forma adecuada.
  • Agitar constantemente el plaguicida: Ya que al ser una mezcla de varias sustancias en agua, se depositarán los sólidos en el fondo del envase, por lo que no todo el producto no tendrá el mismo efecto cuando se aplique; por eso a cada momento debe agitarse la botella o envase mientras se está realizando la aplicación.
  • Usar las dosis recomendadas: Por lo general, los plaguicidas ecológicos no causan daños a las plantas debido a que son productos naturales que se degradan rápidamente, por eso algunos suelen aplicarlos “puros” es decir, sin diluirlos en agua; sin embargo, hay momentos en los que las plantas son mas sensibles a estos productos: Cuando son tiernas (Recién están formando sus primeras hojas verdaderas) y durante la floración; en esos casos se pueden producir quemaduras, marchitez y caída de flores. Por lo que en estos momentos se deben diluir en agua a las dosis recomendadas.
Aplicación de insecticida elaborado con agua de cocción de tarwi o chocho

C.   En el almacenamiento
  • Usar todo lo que se pueda: Se debe procurar usar toda la preparación, evitando que sobre, ya que debido a que estos productos se degradan rápidamente pueden perder su propiedad plaguicida si es que es guardan para otros días.
  • Guardar las sobras en el refrigerador: En caso hayan sobras, se deben colocar dentro de una botella, con la tapa bien cerrada, en la parte baja del refrigerador; lo recomendable es no congelarlas por mas de 5 días, pues los preparados van a perder sus propiedades plaguicidas y no serán efectivos al aplicarse a las plantas.

miércoles, 7 de febrero de 2018

APRENDE A ELABORAR UN ABONO FOLIAR A BASE DE ALGAS MARINAS

Las algas de mar que muchas veces son depositadas por las olas en las playas poseen un elevado contenido de nutrientes y pueden ser usados en el abonamiento de las plantas del biohuerto; entre los nutrientes que poseen se encuentra el potasio, nitrógeno y muchos micro-nutrientes, los cuales estimulan las actividades metabólicas que afectan el crecimiento y desarrollo de las plantas.
 Algas marinas


Para la obtención del abono foliar a base de algas se va a utilizar la maceración en agua. El macerado es un proceso de extracción de nutrientes a través del cual las materias primas van a ir liberando estas sustancias en los líquidos a los que se encuentra sumergidos por varios días.

El macerado de algas marinas tiene como beneficios en las plantas la estimulación del brotamiento de flores y nuevas hojas; además de facilitar la recuperación de las plantas después de ser sometidas a situaciones de estrés como elevadas y bajas temperaturas, corrientes de viento, sequía, etc. y la protección frente a enfermedades.

Para la obtención del macerado de algas marinas se van a utilizar los siguientes materiales e insumos:

Materiales e insumos
  • ½ Kg. de Algas de mar frescas (Si no se puede ir a la playa a recogerlas se pueden comprar en los mercados donde venden pescados, se piden como yuyo)
  • 1 Tina grande de plástico
  • 1 Envase descartable de 1 Litro de capacidad con tapa
  • 1 Fuente grande de plástico
  • 1 Colador o tamizador
  • 1 Rociador
  • Tijeras
  • 4 - 6 Litros de agua

Preparación
  • Se lavan y se escurren las algas varias veces dentro de una tina, cambiando de agua en cada lavado para eliminar el exceso de sales.
  • Se extienden las algas sobre una fuente de plástico y se colocan al sol por 2 – 4 días (Dependiendo de la intensidad del calor) hasta que queden totalmente secas. Cada día se voltean las algas para asegurar que el secado sea homogéneo.
Lavado y secado de algas marinas
  • Una vez que las algas se encuentren totalmente secas se cortan en trozos pequeños con ayuda de unas tijeras. Todos estos trozos se colocan dentro del envase de plástico.
Cortado de las algas de mar secas en trozos
  • Se llena el envase con agua hasta el borde y se coloca en un lugar fresco con buena ventilación por 3 – 5 días para que empiece el proceso de maceración.
Llenado del envase con agua
  • Cada día se destapa y se agita la mezcla con ayuda de una varilla de madera por varios minutos, luego se vuelve a tapar.
Macerado de algas marinas
  • Al final de estos días de maceración, se tamiza la mezcla, separando el líquido de la parte sólida y poniéndolo en una botella para almacenarlo hasta su uso en el biohuerto. La parte sólida se puede enterrar cerca de las plantas para que continúen descomponiéndose o compostándose.
Tamizado del macerado de algas marinas

Aplicación
  • Para aplicar el macerado se debe diluir el líquido en agua en la siguiente dosis: 1 Taza de macerado por 1 - 2 tazas de agua; Siempre usando la mayor dilución cuando las plantas a abonar son mas tiernas o están en floración y la menor en plantas mas adultas e  incluso en arbustos y árboles.
  • La aplicación se debe realizar usando un rociador que produzca gotas finas, en las primeras horas de la mañana cuando el viento no es muy fuerte, de esta forma todo el producto será aprovechado por la planta.  La aplicación debe realizarse cada 7 – 10 días para empezar a observar los resultados a partir de la 3ra – 4ta aplicación.
Aplicación del macerado de algas marinas
  • Se puede almacenar este macerado en la parte baja del refrigerador por varios días antes que el producto pierda todas sus propiedades nutritivas para las plantas.

lunes, 1 de enero de 2018

¿CUAL ES EL MEJOR MOMENTO PARA APLICAR ABONOS FOLIARES?

Los abonos foliares son mezclas de nutrientes que, por lo general, se obtienen de la fermentación controlada de estiércoles, plantas, etc. Dando como resultado final líquidos con nutrientes disueltos son fácilmente asimilables por la planta.

Estos abonos se aplican a todo el follaje de la planta (Hojas, tallos, flores y frutos tiernos) para corregir deficiencias de nutrientes que se movilizan lentamente dentro de la planta o para estimular el crecimiento y desarrollo de los brotes.
 Aplicación de abono foliar 

Hay una gran discusión sobre el momento de aplicación de estos abonos en cuanto  a edad de la planta cultivada, momento del día y situación hídrica de la planta, por lo que a continuación se presentan algunas recomendaciones:

Edad de la planta cultivada
Los abonos foliares ecológicos obtenidos de forma controlada se pueden aplicar durante toda la vida de la planta. Siendo recomendable empezar cuando la planta posee, por lo menos, tres hojas verdaderas, pues en esos momentos la planta ya empieza a necesitar de nutrientes para completar su crecimiento y desarrollo. Por otro lado, se acostumbra aplicar los abonos hasta 7 días antes de la cosecha para evitar contaminar el producto cosechado con los restos de los abonos. También es recomendable aplicar abonos foliares cada semana o después de cada cosecha para estimular el desarrollo de nuevos brotes.
Planta de huacatay con cuatro hojas verdaderas desarrolladas

Momento del día
Se requiere de la luz del día para que el líquido pueda ingresar por los estomas de las hojas, tallos, etc. los cuales se abren para favorecer el intercambio de gases como parte de la fotosíntesis. Sin embargo, si se aplica en horas de intenso calor el líquido se evaporará rápidamente y no se podrá absorber los nutrientes de forma adecuada. Por lo que lo recomendable es aplicar los abonos foliares a primera hora del día o en la tarde (A partir de las 4:00 pm).
Plantas de albahaca hidratadas bajo el sol de mediodía

Situación hídrica de la planta
Una planta hidratada es aquella que posee todas sus partes en estado turgente (Con alto contenido de humedad) esto asegura un normal crecimiento y estimula el desarrollo de nuevos brotes. Por lo que, una planta con síntomas de deshidratación no crecerá adecuadamente y no aprovechará el abonamiento. Por ello, se recomienda primero regar y después, cuando la planta se encuentre turgente, aplicar el abono foliar.